¿Qué son los placebos y cómo ayudan a los enfermos?

¿Qué son los placebos y cómo ayudan a los enfermos?

La terapéutica ha tenido grandes avances a lo largo de su historia con el objetivo de encontrar la cura para las distintas enfermedades. Hoy en día las enfermedades por las que la gente en el pasado se moría no son un problema, pues existen medicamentos que eliminan de manera rotunda cualquier tipo de agentes nocivos para la salud. Sin embargo, aún existen enfermedades de las cuales la medicina no ha encontrado cura y la ciencia sigue trabajando en ello. En esos casos donde no se encuentra remedio sanatorio para la enfermedad, lo más conveniente parecería la eutanasia; donde, a voluntad del enfermo, se induce su muerte para evitarle mayores sufrimientos físicos y mentales. No obstante, en la gran mayoría de países del mundo, la eutanasia no es permitida, por lo que tampoco es una opción viable para el enfermo incurable.

Ante toda esa situación adversa para los pacientes que no encuentran la cura a su enfermedad, desde los comienzos de la medicina o, más bien, de la humanidad, se utilizan falsos medicamentos sin ningún tipo valor terapéutico, pero que se les administran a los pacientes para que crean que su enfermedad está siendo curada. De esa forma, se logra combatir cierto tipo de enfermedades leves, tan sólo influyendo en la psiquis del paciente. Pues a veces basta con creer que la enfermedad está mitigando su impacto para que nuestro propio organismo la sane. Así de poderosa puede llegar a ser nuestra mente, por eso no hay que infravalorarla, sino estimularla para que actué en pro de nuestra sanación.

Recientemente, a un amigo de apertura de puertas su doctor le dio un supuesto medicamento para que curara la fiebre alta que tenía. Finalmente, mi amigo se curó, pero más tarde descubrió que el medicamento que el doctor le dio eran simplemente caramelos de menta. Asombrado, mi amigo le preguntó a su doctor cómo es que las mentas alivian la fiebre, él le dijo que no lo hacen, que simplemente se la dio como un placebo para que su psiquis misma hiciera que su propio organismo curara la enfermedad tal como lo estimulan los medicamentos. Desde que supe esa historia, me interesó mucho el efecto que los placebos tiene en la psiquis del ser humano.

En ese sentido, los placebos pueden llegar a ser la cura de muchas enfermedades no complejas que son consideradas incurables hoy en día. En consecuencia, muchas universidades e institutos científicos del mundo están estudiando a fondo cómo es que con tan sólo creer al paciente enfermo que está siendo curado realmente su cuerpo se cura. A ciencia cierta, el estudio de los placebos, a mi consideración, es una rama que le compete más a los psicólogos que a los mismos médicos per se, pues todo se trata de la psiquis y cómo los pensamientos positivos acarrean soluciones positivas.

Cabe destacar que lo que recibe el nombre de “placebo” nos es un medicamento como tal, es más bien un género que engloba una cierta cantidad de sustancias, en apariencia terapéuticas, que por sus características y la manera en que son vendidas al paciente logran revertir los efectos de las enfermedades. Por lo tanto, podemos concluir que los placebos no son medicamentos, pero ayudan a los enfermos tal como si lo fueran.

Comments are closed