Abuso en el consumo de medicamentos en personas de la tercera edad

Abuso en el consumo de medicamentos en personas de la tercera edad

Las personas de la tercera edad a partir de los 65 años asumen una actitud de cambios en fijaciones hacia conductas repetitivas, considerando algunos hábitos que no son nada bueno para su salud. Unas de estas conductas habituales son el abuso y consumo de medicamento sin ser indicado por ningún especialista. Entre este grupo se encuentran los jubilados y los pensionistas que no tienen conocimiento del peligro de la automedicación; en un abordaje de la Sociedad Española de Geriatría confirmaron que un 70% de hombres y mujeres adultos mayores atesoran las medicinas para suministrársela luego que sientan un malestar, sin percatar la dosis necesaria ni su vencimiento.

El alto riego para la salud el abuso y consumo de los medicamentos para los abuelos y abuelas que conservan medicamentos en lugares no apropiados, demasiados calientes y húmedos. Esté comportamiento de conservar la medicina su finalidad es no ir a una consulta médica, sino que utilizarlo cuando se sientan decaído o enfermos. El trabajador de la empresa Fontaneros mencionó un caso presentado en su familia; donde la abuela se tomó dos medicamentos (un analgésico y otro para la tensión) y al cabo de una hora repitió la misma dosis, lo que condujo a un estado de debilidad con mareos y vómitos. Los productos farmacológicos para consumirlos deben estar ordenado e indicado por el médico tratante ya que los adultos mayores comenten errores en el suministro, se sugiere ser apoyado por sus familiares.

Pedro, jefe de mantenimiento de la empresa Electricistas expresa, que la ingesta de medicamentos por parte de los adultos mayores y ancianos cada día es mayor, eso también ocurre en las casas de cuido o geriátricos, donde el promedio de medicamento en el día es más de 4 pastillas diarias. Estas pastillas generalmente son para calmar dolor y a fiebre, tensión y para el colesterol, ni contar con los que tienen una enfermedad crónica. La mayoría de estos hombres y mujeres de la tercera edad son personas que están cognitivamente bien y su presupuesto o el de los hijos cubre un porcentaje alto y preocupante como producto de los gastos de medicina.

A todo esto, serán adicciones a los fármacos o será una manera de llamar la atención de sus seres queridos, lo lamentable de esta situación, son los efectos negativos que pueden desencadenar, según los especialistas el abuso de las personas mayores en suministro de medicamento es peor que en los jóvenes, ya que ocurren diversas alteraciones neuropsicológicas en ellos.

Es importante reflexionar que el suministro de medicamentos con récipe médico es lo ideal, se debe supervisar la ingesta de fármacos en las personas de la tercera edad para evitar males mayores y lo por hospitalizarlos, donde muchos ancianos caen en cuadro de ansiedad y depresión. Los especialistas deben prestar atención a estas situaciones, ya que se ha evidenciado escasa atención a los adultos mayores que crean dependencias a medicinas que no están medicadas.

Realidad: Vencimiento de los medicamentos

La vida está llena de mitos y realidades con respeto a los vencimientos, en esta oportunidad se trata de las medicinas que también poseen un tiempo de caducidad para suministrarla al cuerpo humano, son muchas verdades o mentiras con respeto a este tema. La caducidad se refiere al tiempo en que puede ser ingerir o usar una medicina en el paciente o el tiempo de vida útil para un mercado de consumidores. El vencimiento es una legislación que deberán cumplirse en todos los países, quienes fabrican fármacos deberán cumplir con este requisito y la fecha de vencimiento será aquella que arroje y certifiquen estudios químicos exhaustivo; el tiempo habitualmente no excede más de cinco años y es lo que se conoce como fecha máxima en farmacología.

Sin embargo, es preocupante el tema de los medicamentos si pueden ser tóxicos o no si están vencidos. Los especialistas en farmacología aclaran que luego de transcurra la fecha de vencimiento que aún no se puede tener la seguridad que puedan generar efecto dañino en el cuerpo humano. Asimismo, expresan que se pueden ingerir o usar después de la fecha de vencimientos cinco meses más tarde, en algunos casos lo que suele pasar es que el efecto de la medicina no sea tan efectivo para contrarrestar la enfermedad.

La vida útil de los medicamentos seguirá siendo un tema de preocupación para los pacientes donde el señor Marcos Electricistas opina que muchas veces no se consigue en las farmacias medicinas como: antibióticos o antipirético y las que se tienen en casa ya están vencidas. Asimismo, existe un temor para consumir productos ya vencidos, aunque su color, su consistencia aparentemente se observa que hay calidad en la medicina, el paciente no se atreve a tratarse con el medicamento por miedo a que surjan problemas adversos. Es una alerta para la sociedad conocer sobre el tema, la salud está en riesgo cuando se pretende curar o aminorar un síntoma de una enfermedad y se encuentran los pacientes con esta disyuntiva ¡si el medicamento será toxico cuando transcurre la fecha de caducidad!

Existen recomendaciones de especialistas que la vida útil de los medicamentos se encuentra plasmada en una fecha estable del producto; donde el consumidor deberá chequear antes de cancelarlas. Por otro lado, si se ingiere medicinas vencidas el paciente no se verá afectado, lo que es vital revisar si se trata de antibióticos o de la insulina que muchas veces se vuelven tóxicos al ser vencidos.  Si tiene la fecha cercana a su vencimiento, se debe verificar que el medicamento este en óptimas condiciones para su utilización eficaz y segura. En una farmacia en España se encontraba un empleado de Cerrajero donde manifestó su opinión sobre el tema y expresó “los fármacos como los analgésicos y los antinflamatorios se tienen que conservar en un lugar fresco sin humedad y protegerlas de temperaturas extremas”, continuó diciendo en una oportunidad sufrí una intoxicación por ingerir unos antinflamatorios vencidos por 8 meses de su fecha de caducidad; es necesario prevenir que lamentar.

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE MEDICAMENTOS

Medicamentos:

es una sustancia o combinación de sustancias con propiedades en el tratamiento o prevención de enfermedades, o que puede ser utilizada o administrada bajo condiciones fisiológicas como el ejercicio de la acción de drogas, inmune o cambio, corregir o establecer un diagnóstico metabólico o médico.

Receta:

Es el documento que asegura la introducción del tratamiento farmacológico por parte de un médico, dentista o pedicura no un electricistasvillaviciosadeodon.com, dentro del ámbito de sus respectivas competencias, sólo profesionales con el poder de prescribir drogas. Si los medicamentos y los dispositivos médicos permiten la comercialización de un medicamento, determina si el medicamento sobre la base de sus características está sujeto a prescripción médica y, por lo tanto, a una obligación de entrega. Los medicamentos que no requieren receta médica pueden usarse para la salud. El farmacéutico se le informará de su uso adecuado.

Vista:

Es el documento que siempre acompaña a un fármaco en su envase y contiene la información escrita enviada al paciente o al usuario para su correcto uso y efecto, tales como: el nombre de la sustancia activa, las instrucciones de uso, la administración y el mantenimiento de medicamentos, efectos secundarios, interacciones, contraindicaciones, conducción y otra información que considere necesarias para promover el uso adecuado y el cumplimiento de los tratamientos y medidas prescritas en caso de intoxicación.

Efectos secundarios:

Son los efectos adversos de los medicamentos que pueden ocurrir debido al efecto de la acción del fármaco.

Uso apropiado de medicamentos:

Esto es cuando se administra la droga dada en la dosificación apropiada y durante el tiempo para el cual sufrió de la enfermedad.

Pide información al médico o el farmacéutico.

Para el uso correcto de los medicamentos, es necesario seguir el tratamiento (dosis y duración) y los medicamentos que usted toma.

Es importante:

  • Consulte a su médico acerca de los medicamentos que está tomando para evitar las interacciones. Al final del Consejo médico, usted necesita asegurarse de que usted entienda toda la información sobre los medicamentos recetados y pregunte qué no está incluido.
  • Siga escrupulosamente las instrucciones de tratamiento prescritas por su médico: la dosis, el modo de administración y la duración. El tratamiento no debe interrumpirse sin consulta previa con su médico.
  • Lea cuidadosamente el prospecto antes de usar el medicamento. Si usted tiene más información acerca de una mejor medicina, usted estará listo para evitar errores y cuidar de sí mismo.
  • Siempre lea el folleto. El libreto es un documento específicamente diseñado para que el paciente proporcione suficiente información y sea necesario para el correcto uso de la medicina.